¡Relaja la piel! 6 secretos de una experta para evitar que el estrés te envejezca

No hay manera de detener por completo el envejecimiento cutáneo, pero sí de acelerarlo, y el responsable es el estrés.

¿Cuáles son los los signos más evidentes de que tu cuerpo te pide una pausa? Entre ellos se encuentra el estado de la piel. Y no es sorpresa mencionar que el estrés tiene efectos perjudiciales a la larga, y esto lo notamos en la flacidez, arrugas y pérdida de brillo de nuestra piel. Para hablar de la lista de consecuencias y de cómo evitarlas, conversamos con la experta María del Mar Campos Torre.

1. RECUENTO

Se calcula que las mujeres expuestas a un estrés crónico tienen 24% más de riesgo de tener afectaciones en la piel, ¿a qué se debe esta situación?

Baja las defensas: El estrés “inhibe la síntesis de la barrera lipídica y los péptidos antimicrobianos, lo que lleva a una mayor susceptibilidad a presentar infecciones”, explica la médico cirujano María del Mar Campos Torre.

La recuperación es lenta: “De acuerdo con un estudio clínico publicado por Clinical and Experimental Dermatology los pacientes deprimidos o ansiosos pueden presentar un retardo en la reparación de heridas en piernas”, afirma.

Te vuelve blanco fácil: “El estrés psicológico afecta la susceptibilidad a presentar infecciones, como virus por herpes simple y virus herpes zoster”.

2. POSITIVO Y NEGATIVO

En periodos cortos, el estrés aumenta la frecuencia respiratoria y la presión arterial. “Se cree que los estresores agudos son beneficiosos al movilizar las células inmunes y estimular su migración a los tejidos lesionados”, considera María del Mar.

Pero esto cambia cuando se presenta a largo plazo: “El estrés crónico afecta la función inmunológica, la reparación de heridas, la misión de la barrera cutánea y nos hace vulnerables a infecciones”. Aquí todo lo que debes saber para tener un spa en casa y decir adiós a tu ansiedad.

3. MALAS INFLUENCIAS

Existen factores que pueden agravar la situación. “La principal causa externa es el sol, ya que es una radiación constante que daña el ADN”, advierte la experta. Sus consejos: evitar el consumo de cafeína, alcohol o cigarro, llevar una alimentación sana, dormir ocho horas y beber suficiente agua.

4. SEÑALES DE ALERTA

Entendiendo que cuando el estrés dura de minutos a horas permite la reparación celular, pero, si se presenta de meses a años, produce una disfunción inmunológica crónica; es momento de darle un nuevo significado a afecciones como el acné, herpes labial, urticaria y rosácea, cuyo número de casos ha aumentado tras el confinamiento y son una especie de llamado de auxilio del organismo. “La situación actual lleva a un estrés psicológico importante que produce daños en la piel, además que el uso de cubrebocas prolongado ha ocasionado un aumento en las consultas de acné”, afirma la experta.

Con o sin nueva normalidad, cuidarte trae resultados positivos: “Lo mejor es tener una rutina según tu tipo de dermis, realizar tratamientos mensuales para cuidarla y que las células estén en constante regeneración. Cuando descuidamos estos aspectos, la notamos seca y opaca, y las arrugas son evidentes, esto indica que estamos en un periodo de estrés cutáneo”, puntualiza.

5. AYUDA EXTERNA

Mantener una rutina de cuidados constantes en casa ayudará a que la piel se mantenga limpia, renovada y correctamente nutrida. Pero, además, “un tratamiento facial y una sesión de luz pulsada mensual la hidratará, le aportará luminosidad y disminuirá manchas”, recomienda María del Mar Campos Torre.

6. UN POCO DE PAZ

En general, ingredientes como el ácido hialurónico, aloe vera, niacinamida, pantenol y extracto de regaliz son los más adecuados para calmar la piel. Esto porque “hidratar siempre va a ser de las partes importantes, por eso el ácido hialurónico es de los productos más recetados en estos casos, además de la niacinamida, que tiene funciones antimicrobianas, antipruríticas y calmantes”.

Fuente: https://www.vanidades.com/

Beneficios de la reflexología podal para mejorar el sueño de las personas mayores

Miles de años avalan a esta terapia manual, la reflexología, que consiste en dar una serie de masajes en puntos clave del cuerpo para lograr beneficios en otros órganos. Técnica que se puede hacer en las plantas de los pies, la reflexología podal, donde encontramos terminaciones nerviosas que conectan con partes de nuestro organismo. Así, con la presión adecuada, también en el rostro y en las manos, lograremos numerosos beneficios para nuestra salud, tanto a nivel físico como mental.

Reflexología para mejorar nuestro descanso

Gracias a la reflexología se estimula la circulación sanguínea y el sistema linfático, se mejora el estreñimiento, se reduce la tensión muscular y nos alivia cuando tenemos problemas digestivos. A todo esto, debemos sumar su potente efecto relajante lo que hace que nos ayude a conciliar el sueño. Pero aún hay más, ya que logra que este sea de mayor calidad.

Con este masaje se reduce la sensación de fatiga, con lo que ya tenemos un punto a nuestro favor para ir poco a poco relajándonos. Además, es el momento perfecto para que se vayan despejando todas las tensiones que se acumulan en la zona del cuello, nos olvidemos del estrés y nuestras piernas vayan dejando de lado esa sensación de pesadez.

Un estupendo remedio no solo para esas personas mayores que sufren de insomnio, sino también para las que les cuesta quedarse dormidas o tener un buen descanso por las noches.

Los puntos claves que invitan al sueño

Lo mejor es regalarnos una placentera sesión con un fisioterapeuta para que nos ayude a la hora de beneficiarnos de estas rutinas saludables. Así, durante esos minutos de reflexología, este profesional manipulará los puntos clave para conciliar el sueño:

  • Los dedos de los pies están conectados con la cabeza y el cerebro y si se presiona la que se conoce como glándula pineal (lado externo del dedo gordo del pie) se segrega melatonina que es la responsable de controla nuestros ciclos de sueño.
  • Trabajando manualmente la zona del comienzo de los dedos nos estaremos yendo al cuello y los hombros, por lo que se podrá liberar la tensión acumulada en esas zonas.
  • En la bola del pie tenemos las terminaciones nerviosas que nos unen con el pecho y los pulmones. El punto perfecto para calmar nuestra respiración y favorecer esa sensación de relajación. Y debajo de esa misma localización activaremos el diafragma, con lo que lograremos fomentar una calma profunda.

Fuente: Templo de masajes

Masaje craneal: Beneficios médicos y estéticos

Ya sabemos que los masajes son una excelente fórmula para sentirnos mejor. Ya sea porque disminuyen o eliminan determinados dolores, ya sea porque favorecen la recuperación tras alguna lesión, o simplemente porque nos relajan y nos dejan sensación de bienestar. Hoy conoceremos el masaje craneal que a todo lo anteriormente dicho añade el beneficio estético, pues favorece el crecimiento del cabello y evita su caída.

Existen diferentes técnicas para este tipo de masaje. Lo recomendable es realizarlo dos o tres veces por semana en una sesión de entre 25 y 30 minutos. Tanto si tienes la suerte de que alguien te dé un masaje craneal, como si lo haces tú mismo, lo normal es trabajar la zona de los hombros, el escote, el cuello, la cara y por supuesto la cabeza.

El objetivo de estos masajes es rebajar la tensión que se acumula en esta zona y eliminar dolores o molestias como cefaleas, migrañas, vértigos, mareos, pérdidas de equilibrio, sensación de cansancio, fatiga visual, incluso otras dolencias como la sinusitis o el bruxismo.

Además, ayuda a mejorar la circulación y, por lo tanto, optimizará el transporte de todos los nutrientes necesarios hacia nuestro cabello con las ventajas que eso conlleva para el crecimiento y para frenar la caída.

El masaje craneal se realiza con diferentes maniobras de roces, micropresiones sobre la cara y las zonas temporal, occipital y frontal del cráneo. Además, el rostro se trata con rozamientos, golpecitos y otras maniobras linfáticas.

Fuente: https://www.65ymas.com/

Coronavirus: Recomendaciones al hacer compras

Recomendaciones generales al hacer las compras

El Ministerio de Salud (MINSA) recomienda que las compras sean hechas por personas que no presenten afecciones respiratorias.

  • Mantén una distancia de 1 a 2 metros con otras personas y evita las aglomeraciones.
  • Es importante que lleves guantes de un solo uso para comprar frutas y verduras. También evita tocarte el rostro y lávate bien las manos al llegar a casa.

¿Me puedo contagiar con los envoltorios de los productos?

El nuevo coronavirus puede sobrevivir desde horas hasta días sobre las superficies. Sin embargo, no es habitual contagiarse de Covid-19 de este modo. Una correcta higiene de manos es indispensable en este caso. Asimismo, al llegar a casa, limpia los contenedores de plástico o vidrio con un pañuelo mojado en dos cucharadas de lejía por litro de agua. Los productos que estén envasados o resguardados en cartón, es mejor pasarlos a un recipiente de vidrio previamente desinfectado.

¿Puedo reutilizar bolsas?

Por supuesto, pero primero debes lavarlas con agua y jabón.

¿Me puedo contagiar a través de la ingesta de alimentos?

La EFSA (European Food Safety Authority) comunicó que los alimentos no son una fuente o vía de transmisión del virus. Asimismo, recomendó lavar bien los alimentos antes de cocinarlos o comerlos, y mantener limpias las superficies donde serán preparados y servidos.

¿Me puedo contagiar con monedas y billetes?

Aunque la OMS no ha emitido ningún comunicado al respecto, tampoco hay un estudio o prueba científica que indique algún riesgo de contagio a través de los billetes o monedas. Sin embargo, por normas generales de higiene, es importante lavarse las manos después de manipular dinero.

¿Qué hacer cuando deba sacar la basura?

En la medida de lo posible, no toques las superficies comunes como barandas o pasamanos, manijas de puertas, botones del ascensor y similares. Una buena práctica es utilizar guantes desechables y no tocarse la cara, pero si no los tienes deberás de igual manera lavarte las manos inmediatamente

¿Cómo desinfectar los zapatos al llegar a casa?

Al llegar a casa, quítate los zapatos y déjalos en la entrada. Luego diluye lejía en agua en un recipiente y sumerge la suela de los zapatos. Esto ayudará a eliminar el COVID-19.

¿Cómo debemos lavar la ropa?

La ropa de una persona sana debe lavarse con agua y detergente. En el caso de personas con la enfermedad, las prendas deben guardarse en una bolsa cerrada hasta el momento del lavado. Hay que evitar sacudir la ropa antes de lavarla con detergente, con agua tibia (60°C a 90°C).

Al cocinar: ¿cómo desinfectar las frutas?

Aunque las frutas y verduras no transmiten el Covid-19, si es importante mantener buena higiene antes de consumirlas. Para ello debes:

  • Lavarte las manos con abundante agua y jabón antes de manipular el alimento.
  • Desinfectar la cocina.
  • Lavar las frutas y verduras.
  • Desinfectar con un chorrito de vinagre en agua, para matar otras bacterias y gérmenes.

Fuente: Estarbien.com

Abrir chat