Cómo evitar contagios por coronavirus antes, durante y después de hacer compras

Es bien sabido que el nuevo coronavirus se propaga con mucha facilidad, a través de gotitas que suelta una persona infectada al toser o estornudar. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus sobrevive sobre superficies por horas o días, de ahí la importancia de mantenerse en casa el mayor posible y tomar las medidas recomendadas por el Ministerio de Salud (MINSA) al momento de hacer las compras. 

Recomendaciones para evitar contagios al hacer las compras

Antes de ir al supermercado

  • Crea un menú para al menos dos semanas, evita salir constantemente.
  • Considerando el menú, haz una lista. Eso agilizará las compras.
  • Intenta en lo posible ir a establecimientos que exiga cumplir las normas de distanciamiento social y uso de mascarillas.
  • Usa mascarilla y guantes.
  • Lleva tu propia bolsa reciclable.
  • Mentalízate para no tocar tu rostro en ningún momento.

Cuando salgas de casa

  • Si debes esperar en la puerta del supermercado, mantén al menos dos metros de distancia de otras personas en la cola.
  • También cuida la distancia mientras estás realizando las compras.
  • Al momento de pagar, no te acerques a menos de dos metros de quien tienes adelante y atrás.
  • Evita tocar elementos de plástico o metal, como manillas de puertas o botones de ascensor.

Dentro del supermercado

  • Habla lo menos posible.
  • Usa guantes desechables encima de los que ya llevas puestos, para tomar la fruta y verduras.
  • Al toser, recuerda hacerlo sobre el pliegue del codo y lejos de los alimentos.
  • Evita los alimentos sin recipiente o envoltorio.

Al momento de pagar

  • De ser posible, paga con tarjeta.
  • Si puedes pagar con el móvil, mucho mejor.

Al llegar a casa

  • Al entrar, coloca las bolsas en el suelo.
  • Retira los guantes y tíralos en un recipiente cerrado.
  • Lávate las manos tanto como sea necesario.
  • Con un pañuelo humedecido en solución de lejía con agua, limpia y coloca produto a producto en tu mesa o encimera.
  • Pasados 15 minutos, procede a guardarlos en tu alacena.
  • Lava bien la bolsa reutilizable y deshecha los pañuelos utilizados. Si no de tela, lávalos antes de un nuevo uso.
  • Nuevamente lávate las manos con agua y jabón.

Fuente: Estar bien

¿Cómo relajar la mente antes de dormir?

El descanso es un ingrediente de bienestar desde el punto de vista físico y mental. Sin embargo, son muchos los obstáculos que interfieren en un sueño reparador. Por ejemplo, las preocupaciones de trabajo. En este artículo te damos las claves que sepas cómo relajar la mente antes de dormir, experimentando una agradable sensación de bienestar.

Intenta vivir tu momento de descanso como un placer cotidiano que te permite desconectar de lo externo para centrarte en ti y vivir el placer del reposo, además, recuerda que la felicidad te acompaña mientras duermes. Imagina el optimismo con el que despiertas después de una noche de un sueño reparador o la alegría con la que abres los ojos ese día que recuerdas el sabor amable de algún sueño que todavía permanece en la memoria.

8 consejos para relajar la mente antes de dormir

Para que puedas saber cómo relajar la mente antes de dormir, a continuación vamos a darte 8 consejos que, seguro, te serán de ayuda para poder conciliar mejor el sueño. Son los siguientes:

  1. Haz la digestión antes de acostarte. Es decir, es muy importante que esperes dos horas antes de tumbarte en la cama. De lo contrario, puedes tener algunas molestias que dificulten el propio descanso.
  2. Cuida el entorno de descanso. Ventila tu dormitorio cada día. Deja fuera de la habitación los dispositivos electrónicos. Cuida el orden en la estancia ya que el orden exterior es una invitación para la propia armonía interior. Utiliza una ropa de cama acorde a la estación en la que te encuentras.
  3. Un tiempo de lectura. Si te gusta leer, entonces, puedes dejar en tu mesilla de noche un libro al que dediques unos minutos cada día antes de acostarte. La lectura como disfrute se convierte en una agradable invitación para despedir el día con una dosis de ocio creativo. Muchas personas afirman que no leen porque no tienen tiempo para ello. Sin embargo, quince o veinte minutos diarios de lectura pueden ser muy productivos.
  4. Haz un repaso mental de momentos bonitos. Este ejercicio psicológico es una buena rutina para relajar la mente antes de acostarte. Despide el día haciendo un repaso de situaciones, palabras y detalles que te han gustado del día de hoy. No es necesario que sean asuntos extraordinarios. Toma en consideración incluso los aspectos más sencillos de la rutina. ¿Por qué es gratificante este ejercicio? Porque te ayuda a crear un ánimo alegre poco antes de dormir. Es decir, desarrollas una disposición feliz para el sueño. En relación con este punto, si tienes el hábito de escribir un diario, este es un buen momento para anotar alguna idea.
  5. Un baño al final del día. El momento del baño al final de la jornada aporta una ventaja añadida respecto a la mañana. Puedes disfrutar de este baño con tranquilidad. Este estado de relajación, después de un día de duro trabajo, te permite crear un anclaje de desconexión para centrarte en ti.
  6. Ejercicios de relajación. Una vez tumbado en la cama, respira profundamente. Concéntrate únicamente en el acto de respirar y siente cómo este bienestar renueva tu organismo. Puedes utilizar una música suave de fondo para crear una ambientación que invite a esta relajación.
  7. Utiliza una agenda para el trabajo. Con frecuencia, un motivo de preocupación habitual es que la persona está haciendo repaso mental de aquello que tiene que llevar a cabo al día siguiente. Si adoptas el hábito de anotar en una agenda tus tareas, entonces, al final de cada tarde revisa la agenda del día siguiente para tener una visión general de cómo será ese momento. Una vez que ya has revisado tu agenda, tu mente desconecta de ese asunto.
  8. Recuerda un momento bonito de tu vida. Un momento en el que te sentiste bien y feliz. Recréate en esas sensaciones.

Establece una rutina; clave para relajar tu mente

Intenta acostarte siempre dentro de un mismo horario. Un horario que puede ser más flexible en fin de semana, sin embargo, intenta no romperlo en exceso. Los seres humanos necesitamos la rutina porque nos sentimos cómodos en ella. Y los hábitos conducen a esta rutina agradable también en el plano del sueño. Por ejemplo, evita quedarte hasta tarde viendo la televisión si al día siguiente tienes que madrugar.

Cada persona es única e irrepetible. Por esta razón, de todas las ideas aportadas en este post, elige aquellas que más te ayuden en tu descanso diario.

Fuente: Psicología_online

¿Por qué debes incluir los estiramientos en tu rutina diaria de ejercicios?

Casi tan importante como la práctica del ejercicio físico en sí es la fase de estiramientos con la que deberíamos finalizar cada sesión de entrenamiento, cualquiera que sea su intensidad. De la misma manera que el calentamiento previo es esencial para comenzar a elevar la temperatura de los músculos y las articulaciones con el fin de evitar lesiones, el cuerpo debe recuperar su elasticidad después de cada rutina, ya sean ejercicios de fuerza o bien aeróbicos (como el running, el step o el spinning) para mantenerse libre de dolor. No obstante, los ejercicios de movilidad articular y estiramientos deberían formar parte de nuestra rutina diaria, puesto que también nos ayudarán a aumentar el rango de movimiento, así como favorecer el flujo del líquido sinovial, encargado de lubricar correctamente las articulaciones.

Tan solo 20 minutos al día serán suficientes para llevar a cabo una serie de sencillos ejercicios para practicar en casa, lo que nos brindará un gran nivel de autonomía que favorecerá que pasen a formar parte de nuestro estilo de vida. Asimismo, dedicarnos este tiempo hará que conectemos mejor con el propio cuerpo y la respiración, consiguiendo que seamos más conscientes de cualquier tipo de dolencia. También resultará esencial establecer una conexión cuerpo y mente a medida que se avanza en cada movimiento, centrándonos en una correcta ejecución y alineación. Los estiramientos se pueden mantener durante 8 o 10 respiraciones, o incluso varios minutos. Para comenzar, te proponemos esta asequible rutina para principiantes.

Estiramiento de espalda

Agáchate en el suelo sobre tus manos y rodillas en posición de cuadrupedia. Lentamente lleva la cadera hacia atrás y siéntate sobre los talones. Para su correcta ejecución, los pulgares de los pies deben mantenerse juntos y las rodillas tienen que estar separadas aproximadamente el ancho de las caderas. A continuación, estira los brazos hacia delante e intenta que tu frente toque el suelo. Sentirás cómo se estira toda la columna vertebral, así como la zona lumbar, los brazos y hombros y caderas. Asimismo, contribuye a reducir el estrés y la fatiga.

estiramiento espalda

‘Cat and cow’

Este ejercicio está especialmente recomendado para dar movilidad a la espalda, así como a los músculos lumbares, lo que garantizará mantener una postura corporal adecuada. Colócate en posición de cuadrupedia y asegúrate que tus muñecas están correctamente alineadas bajo los hombros y las rodillas bajo las caderas, abiertas a su misma anchura. Coloca la espalda recta y el cuello neutro. Inhalandoarquea la espalda mientras dejas caer el abdomen hacia abajo, elevando el pecho y la barbilla hacia el techo, la que se conoce como la postura ‘de la vaca’. Exhala metiendo el abdomen y redondeando la columna con la barbilla hacia el pecho y la mirada hacia al abdomen, imitando la postura de un ‘gato erizado’. Repite el ejercicio durante 10 respiraciones profundas.

estiramiento cat cow

 

Torsión de columna

Este tipo de torsión es muy importante para la columna, puesto que el movimiento que se realiza sobre ella permite que las vértebras se oxigenen. Colócate en posición de decúbito supino (tumbada boca arriba). Eleva las piernas y dobla las rodillas formando un ángulo de 90 grados. Rota la cadera hacia el lado derecho y deja caer lentamente las rodillas hacia el suelo. Abre los brazos en cruz y gira el torso hacia el mismo lado elevando el brazo izquierdo; mantén la posición por unos segundos. Vuelve a apoyar toda la espalda en el suelo y, sin perder el ángulo de las piernas, lleva la cadera hacia el otro lado y repite el estiramiento.

torsion columna

Extensión de psoas

El psoas (músculo que une la zona lumbar con las piernas) es uno de los principales estabilizadores del cuerpo y su acortamiento puede provocar importantes problemas de espalda, por lo que mantenerlo en forma resulta esencial. Da una zancada al frente con la pierna derecha flexionado la rodilla en un ángulo de 90 grados, retrasando la izquierda y apoyándola por completo en el suelo. Empuja la cadera hacia el suelo manteniendo en todo momento la espalda en posición vertical, intentando no inclinarte hacia delante. Mantén la postura durante varias respiraciones profundas y cambia de pierna.

estiramiento psoas

Estiramiento de isquiotibiales

Los músculos posteriores de la pierna tienden a cortarse con facilidad por lo que mantener la flexibilidad en ellos es fundamental para evitar lesiones de rodilla y cadera. Siéntate en el suelo con las piernas completamente extendidas y la espalda recta formando un ángulo de 90 grados con tu cuerpo. Eleva los brazos en paralelo y lleva el peso hacia delante intentando llegar lo más lejos posible o hasta tocar las puntas de los pies, preferiblemente flexionadas hacia el techo.

estiramiento isquiotibiales

Fuente: Revista HOLA

Todo lo que necesitas saber sobre cómo (dónde y por qué) usar el aceite de lavanda

Se habla mucho sobre el aceite de coco, el de argán o el de rosa mosqueta, pero hay otro aceite esencial muy desconocido y sin embargo mucho más versátil: el elaborado a base de lavanda.

El aceite de lavanda se descubrió hace 2.500 años y desde entonces se usa en todo tipo de prácticas terapéuticas debido a sus grandes beneficios para el sistema nervioso. Se sabe que este antiguo ingrediente tiene propiedades calmantes que ayudan a mejorar la calidad del sueño, pero también a sanar problemas como la ansiedad. Y eso no es todo. El aceite de lavanda puede tratar desde picaduras de insectos y heridas leves hasta insomnio, estrés, dolores de cabeza… y es excelente para la piel.

Lo más importante (y a veces también lo más difícil) es encontrar un aceite con la calidad adecuada, ya que actualmente hay cientos de opciones en el mercado. Antes de comprar debes leer bien la etiqueta y no dejarte seducir por el precio. Si la etiqueta no indica que el producto es aceite esencial, evita comprarlo porque no tendrá los mismos beneficios. Los aceites de lavanda más baratos (no esenciales) se suelen diluir con ingredientes sintéticos.

Una vez encontrado el aceite de lavanda adecuado, puedes empezar a incorporarlo en tu rutina de belleza de estas sencillas maneras:

Para el cabello

Muchas mujeres utilizan el aceite de lavanda para nutrir el cuero cabelludo. Puedes mezclarlo con tu champú o cualquier otro producto que utilices para el cabello.

Por otro lado, masajear el cuero cabelludo con unas gotas de aceite de lavanda también puede ayudarte a acabar con la caspa. Y si diluyes unas 20 gotas de aceite esencial en una jarra de agua obtendrás un buen enjuague capilar contra los piojos. Aplica también unas gotas de aceite puro en el peine con el que se eliminan las larvas y las liendres.

Para el cuerpo

Puedes usarlo como perfume y también como tratamiento anti estrés. Prueba a masajearlo suavemente en las sienes para relajarte, y también por otras zonas que soporten mucha tensión, como los hombros y el cuello. El aceite de lavanda se usa habitualmente en lociones relajantes debido a sus propiedades calmantes. Si tienes un ciclo menstrual doloroso, el aceite de lavanda te puede funcionar para aliviar los calambres y las molestias propias de la regla.

Para la cara

El aceite de lavanda se puede utilizar para calmar la picazón de la piel, ya sea por un brote alérgico, por un exceso de sol o por culpa del acné, ya que posee propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. También puedes usarlo en los labios para una hidratación extra.

Para el hogar

El aceite de lavanda se usa en aromaterapia para calmar los nervios justo antes de acostarse. Prueba a comprar un difusor que desprenda la fragancia por la habitación, o hazte con una vela para aceites esenciales y enciéndela un ratito antes de irte a la cama. Tanto si tienes problemas de sueño como si no, el aroma de la lavanda hará que descanses en profundidad debido a su capacidad para reducir las tensiones del cerebro, ayudándolo a rejuvenecer mientras duermes.

También puedes utilizar el aceite de lavanda para perfumar y ahuyentar los insectos de armarios y cajones. Puedes colocar un saquito con flores de lavanda y añadirle unas gotitas de aceite para que la fragancia dure más tiempo.

Si lo tuyo es el ‘homemade’, prueba a hacer aceite de lavanda en casa, destilando las espigas de flores al vapor para producir este aceite esencial tan valioso. En Internet encontrarás todo tipo de tutoriales y recetas.

Fuente: Novalife.com

BIENVENIDOS

Somos una empresa que brinda servicios de excelencia para dominar el estrés, dirigido al público en general y las organizaciones que deseen aumentar su desempeño a través de la mejora del rendimiento, clima laboral y motivación de sus colaboradores, que se consigue a través del manejo del estrés.

Solicita Información a ventas@soludistress.com

¡SUSCRíBETE AHORA!

Ingresa tu correo electrónico y te enviaremos todas las promociones y noticias que tenemos para ti: