Vacunas contra la COVID-19

  • El mundo se halla inmerso en la pandemia de COVID-19. La OMS y sus asociados trabajan juntos en la respuesta ―siguiendo el rastro de la pandemia, ofreciendo asesoramiento sobre las intervenciones más importantes, distribuyendo suministros médicos esenciales a los más necesitados― y se han lanzado a la carrera por encontrar una vacuna.

    Las vacunas salvan cada año millones de vidas. Su función es entrenar y preparar a las defensas naturales del organismo ―el sistema inmunológico― para detectar y combatir a los virus y las bacterias seleccionados. Si el cuerpo se ve posteriormente expuesto a estos gérmenes patógenos, estará listo para destruirlos de inmediato, previniendo así la enfermedad.

    Al 18 de febrero de 2021, hay al menos siete vacunas distintas que los países han empezado a administrar en tres plataformas, concediendo prioridad en todos los casos a las personas vulnerables.

    Además, hay más de 200 vacunas experimentales en desarrollo, de las cuales más de 60 están en fase clínica. La finalidad del Mecanismo COVAX, que forma parte del Acelerador ACT puesto en marcha por la OMS de consuno con sus asociados, es detener la fase aguda de la pandemia de COVID-19. Junto con la CEPI y Gavi, la OMS aplica las siguientes medidas para lograr ese objetivo:

    • agilizar la búsqueda y el desarrollo de una vacuna segura y eficaz contra la COVID-19;
    • ayudar a aumentar la capacidad de producción; y
    • colaborar con los gobiernos y los fabricantes para garantizar la asignación justa y equitativa de vacunas a todos los países (el Mecanismo COVAX es la única iniciativa mundial que persigue esta meta).

    Las vacunas son una herramienta nueva y esencial para poner fin a la COVID-19 y resulta muy alentador comprobar el número de ellas que están en desarrollo y los buenos resultados obtenidos en algunos casos. En todo el mundo, los investigadores están trabajando lo más rápido posible, colaborando e innovando para que dispongamos de las pruebas, los tratamientos y las vacunas que, en conjunto, salvarán vidas y pondrán fin a esta pandemia.

    La disponibilidad de vacunas seguras y eficaces supondrá un cambio radical, pero en el futuro próximo deberemos seguir llevando mascarilla, manteniendo una distancia de seguridad con las demás personas y evitando las aglomeraciones. Estar vacunados no significa tirar por la borda las medidas preventivas y arriesgar nuestra salud y la de los demás, sobre todo porque todavía desconocemos el grado en que las vacunas protegen no solo contra la enfermedad sino también contra la infección y la transmisión.

Fuente: www.who.int

Consejos para dormir mucho mejor durante la cuarentena

El aislamiento social es una experiencia para la que muchos no estábamos preparados y sentir miedo es completamente normal. Es una emoción básica y necesaria para la supervivencia. Pero si no se controla, puede ocasionar otros problemas, como ansiedad e insomnio.

No dormir afecta la vida diaria, el estado de ánimo y la salud de las personas. Es por ello que traemos los mejores consejos para garantizar un descanso completo durante la noche.

Consejos para dormir mejor

  • Identifica qué te causa ansiedad y no te permite dormir. Trata de distraer tu mente concentrándote en cosas que te generen más calma. Puedes imaginarte en un lugar que te guste, escuchar música suave o leer.
  • No utilices tu celular, tablet o computadora mientras intentas dormir.
  • Respeta tu reloj biológico y no alteres las horas acostumbradas de sueño.
  • Consume menos cafeína.
  • Cena ligero.
  • Evita las siestas durante el día.
  • Procura que tu habitación esté ordenada y ventilada. La comodidad es importante al momento de conciliar el sueño.
  • No abuses del ejercicio físico antes de acostarte.

Recomendaciones para combatir la ansiedad

Si cuidamos nuestro estado de ánimo, podremos sobrellevar la cuarentena de la mejor forma. Sigue las siguientes recomendaciones:

  • Reduce la cantidad de noticias que lees, escuchas y miras en televisión cada día. Poner límites es la clave para mantenerte informado sin afectar tu salud.
  • Consulta fuentes confiables ante cualquier información que parezca exagerada y te produzca preocupación y/o ansiedad.
  • Comunícate con tus seres queridos, la tecnología ayuda mucho con eso. Mantener contacto es fundamental para que el impacto del aislamiento no sea tan fuerte.
  • Realiza actividades: puedes hacer ejercicio, inscribirte en algún curso o sencillamente ver una película en familia. Incluso hay aplicaciones para videollamadas grupales con excelentes opciones de juegos y pasatiempos.

¿Cuándo necesito ayuda profesional?

Si tú o algún familiar presenta conductas obsesivas o tiene varios días sin dormir, puede que necesite ayuda profesional.

Otras señales son la pérdida de apetito, desgano, tristeza permanente y distanciamiento de otras personas.

Afortunadamente, hay diversos medios gratuitos para tener consultas psicológicas vía telefónica, que pueden ayudar a recuperarse de esta situación.

Consejos para personas que padecían insomnio y ansiedad antes de la cuarentena

Si desde antes del estado de emergencia fuiste diagnosticado con insomnio o ansiedad, es posible que estos consejos te ayuden a afrontar mejor los momentos difíciles.

  • Trata de comparar tus miedos con la realidad. Réstale fuerza a los pensamientos negativos con hechos positivos que ayuden a calmarte.
  • De ser posible, acepta ayuda de profesionales. En caso hayas estado antes en terapia, consultale a tu psicólogo o psiquiatra si puedes tomar sesiones en línea.
  • Habla con tus familiares, cuéntales lo que piensas.
  • No olvides hacer actividades que te gusten y puedan distraerte de los pensamientos negativos. Y de preferencia, hazlo compartiendo con tu familia.

Fuente: Estar Bien

Cómo evitar contagios por coronavirus antes, durante y después de hacer compras

Es bien sabido que el nuevo coronavirus se propaga con mucha facilidad, a través de gotitas que suelta una persona infectada al toser o estornudar. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus sobrevive sobre superficies por horas o días, de ahí la importancia de mantenerse en casa el mayor posible y tomar las medidas recomendadas por el Ministerio de Salud (MINSA) al momento de hacer las compras. 

Recomendaciones para evitar contagios al hacer las compras

Antes de ir al supermercado

  • Crea un menú para al menos dos semanas, evita salir constantemente.
  • Considerando el menú, haz una lista. Eso agilizará las compras.
  • Intenta en lo posible ir a establecimientos que exiga cumplir las normas de distanciamiento social y uso de mascarillas.
  • Usa mascarilla y guantes.
  • Lleva tu propia bolsa reciclable.
  • Mentalízate para no tocar tu rostro en ningún momento.

Cuando salgas de casa

  • Si debes esperar en la puerta del supermercado, mantén al menos dos metros de distancia de otras personas en la cola.
  • También cuida la distancia mientras estás realizando las compras.
  • Al momento de pagar, no te acerques a menos de dos metros de quien tienes adelante y atrás.
  • Evita tocar elementos de plástico o metal, como manillas de puertas o botones de ascensor.

Dentro del supermercado

  • Habla lo menos posible.
  • Usa guantes desechables encima de los que ya llevas puestos, para tomar la fruta y verduras.
  • Al toser, recuerda hacerlo sobre el pliegue del codo y lejos de los alimentos.
  • Evita los alimentos sin recipiente o envoltorio.

Al momento de pagar

  • De ser posible, paga con tarjeta.
  • Si puedes pagar con el móvil, mucho mejor.

Al llegar a casa

  • Al entrar, coloca las bolsas en el suelo.
  • Retira los guantes y tíralos en un recipiente cerrado.
  • Lávate las manos tanto como sea necesario.
  • Con un pañuelo humedecido en solución de lejía con agua, limpia y coloca produto a producto en tu mesa o encimera.
  • Pasados 15 minutos, procede a guardarlos en tu alacena.
  • Lava bien la bolsa reutilizable y deshecha los pañuelos utilizados. Si no de tela, lávalos antes de un nuevo uso.
  • Nuevamente lávate las manos con agua y jabón.

Fuente: Estar bien

¿Cómo relajar la mente antes de dormir?

El descanso es un ingrediente de bienestar desde el punto de vista físico y mental. Sin embargo, son muchos los obstáculos que interfieren en un sueño reparador. Por ejemplo, las preocupaciones de trabajo. En este artículo te damos las claves que sepas cómo relajar la mente antes de dormir, experimentando una agradable sensación de bienestar.

Intenta vivir tu momento de descanso como un placer cotidiano que te permite desconectar de lo externo para centrarte en ti y vivir el placer del reposo, además, recuerda que la felicidad te acompaña mientras duermes. Imagina el optimismo con el que despiertas después de una noche de un sueño reparador o la alegría con la que abres los ojos ese día que recuerdas el sabor amable de algún sueño que todavía permanece en la memoria.

8 consejos para relajar la mente antes de dormir

Para que puedas saber cómo relajar la mente antes de dormir, a continuación vamos a darte 8 consejos que, seguro, te serán de ayuda para poder conciliar mejor el sueño. Son los siguientes:

  1. Haz la digestión antes de acostarte. Es decir, es muy importante que esperes dos horas antes de tumbarte en la cama. De lo contrario, puedes tener algunas molestias que dificulten el propio descanso.
  2. Cuida el entorno de descanso. Ventila tu dormitorio cada día. Deja fuera de la habitación los dispositivos electrónicos. Cuida el orden en la estancia ya que el orden exterior es una invitación para la propia armonía interior. Utiliza una ropa de cama acorde a la estación en la que te encuentras.
  3. Un tiempo de lectura. Si te gusta leer, entonces, puedes dejar en tu mesilla de noche un libro al que dediques unos minutos cada día antes de acostarte. La lectura como disfrute se convierte en una agradable invitación para despedir el día con una dosis de ocio creativo. Muchas personas afirman que no leen porque no tienen tiempo para ello. Sin embargo, quince o veinte minutos diarios de lectura pueden ser muy productivos.
  4. Haz un repaso mental de momentos bonitos. Este ejercicio psicológico es una buena rutina para relajar la mente antes de acostarte. Despide el día haciendo un repaso de situaciones, palabras y detalles que te han gustado del día de hoy. No es necesario que sean asuntos extraordinarios. Toma en consideración incluso los aspectos más sencillos de la rutina. ¿Por qué es gratificante este ejercicio? Porque te ayuda a crear un ánimo alegre poco antes de dormir. Es decir, desarrollas una disposición feliz para el sueño. En relación con este punto, si tienes el hábito de escribir un diario, este es un buen momento para anotar alguna idea.
  5. Un baño al final del día. El momento del baño al final de la jornada aporta una ventaja añadida respecto a la mañana. Puedes disfrutar de este baño con tranquilidad. Este estado de relajación, después de un día de duro trabajo, te permite crear un anclaje de desconexión para centrarte en ti.
  6. Ejercicios de relajación. Una vez tumbado en la cama, respira profundamente. Concéntrate únicamente en el acto de respirar y siente cómo este bienestar renueva tu organismo. Puedes utilizar una música suave de fondo para crear una ambientación que invite a esta relajación.
  7. Utiliza una agenda para el trabajo. Con frecuencia, un motivo de preocupación habitual es que la persona está haciendo repaso mental de aquello que tiene que llevar a cabo al día siguiente. Si adoptas el hábito de anotar en una agenda tus tareas, entonces, al final de cada tarde revisa la agenda del día siguiente para tener una visión general de cómo será ese momento. Una vez que ya has revisado tu agenda, tu mente desconecta de ese asunto.
  8. Recuerda un momento bonito de tu vida. Un momento en el que te sentiste bien y feliz. Recréate en esas sensaciones.

Establece una rutina; clave para relajar tu mente

Intenta acostarte siempre dentro de un mismo horario. Un horario que puede ser más flexible en fin de semana, sin embargo, intenta no romperlo en exceso. Los seres humanos necesitamos la rutina porque nos sentimos cómodos en ella. Y los hábitos conducen a esta rutina agradable también en el plano del sueño. Por ejemplo, evita quedarte hasta tarde viendo la televisión si al día siguiente tienes que madrugar.

Cada persona es única e irrepetible. Por esta razón, de todas las ideas aportadas en este post, elige aquellas que más te ayuden en tu descanso diario.

Fuente: Psicología_online