Etimología.

El Eustress proviene del prefijo griego eu- (εὐ), que tenemos en muchas voces españolas, como euforia, del griego euphoría (εὐφορία) que significa ‘fuerza para llevar o soportar algo’. Con este prefijo, el bioquímico austriaco formó el vocablo eu- + stress > eustress o estrés bueno, positivo.

Para el estrés negativo empleó el vocablo distress, o tomado del inglés directamente en el sentido de ‘angustia’, ‘dolor’, ‘pena’, ‘aflicción’, ‘sufrimiento’, ‘agotamiento’, o simplemente compuesto del inglés stress y el prefijo griego dis- (δυσ-), que significa ‘dificultad’ o ‘anomalía’ (de ahí las voces españolas dispepsia, disnea, dislexia).

Fuente: /hispanoteca.eu/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *