La aplicación del masaje Shiatsu está basada en las mismas filosofías de la medicina tradicional china y la acupuntura, en las cuales se sugiere que los “estancamientos” o desequilibrios de energía del cuerpo “qi” son los detonantes de problemas de salud y enfermedades.

Así pues, según las necesidades del paciente, este masaje se aplica en puntos específicos del cuerpo con el fin de movilizar la energía que se encuentra bloqueada y, de este modo, incrementar el bienestar.

¿Cómo es una sesión de masaje Shiatsu?

La sesión de masaje Shiatsu se realiza dentro de una habitación con ambiente tranquilo, alejado de ruidos exteriores y con espacio amplio. Durante el proceso, el paciente permanece vestido, aunque es necesario llevar ropa cómoda que no apriete el cuerpo.

El masaje se puede aplicar con el paciente en el suelo o en tatami que no sea demasiado blando; sin embargo, si la persona tiene alguna condición especial, puede adaptarse una camilla.  Asimismo, según las preferencias de cada uno, está la opción de tener música relajante de fondo o recibir la terapia en silencio.

Una vez el paciente está acomodado en la postura correcta, la persona encargada del masaje realiza una movilización del cuerpo y sus energías. Con esto, pretende reconocer las zonas problemáticas para, luego, aplicar el masaje con una ligera presión.

El objetivo final es “movilizar” esa energía bloqueada mediante las presiones y estiramientos, siguiendo de forma ordenada los canales energéticos hasta proporcionar sensación de relajación y alivio.

Beneficios del masaje Shiatsu

El Shiatsu no está basado en ninguna validación científica o clínica; sin embargo, sus efectos de descanso y relajación, que se han admitido comúnmente, son aceptados como complemento en terapias de rehabilitación.

Ahora bien, aunque faltan investigaciones al respecto, se relacionan con una disminución del estrés y otros efectos positivos a corto y largo plazo como:

  • Disminución del dolor muscular y la rigidez
  • Alivio de los dolores de cabeza
  • Incremento en los niveles de energía
  • Reducción del dolor articular
  • Estimulación de la circulación

También se dice que contribuye a reducir los problemas del sueño, regular la presión arterial y mejorar la ciática. Sin embargo, dada la falta de evidencias, aún no se pueden hacer afirmaciones. Asimismo, no se considera un tratamiento de primera línea contra las dolencias y debe ser aplicado con precaución.

Otros datos sobre el masaje Shiatsu:

  • El masaje Shiatsu no es una técnica dolorosa ni invasiva. Siempre y cuando la aplique un terapeuta certificado, se puede adaptar a la sensibilidad y necesidades de cada persona. Incluso, es apta para niños, adultos mayores y mujeres embarazadas.
  • La sensación de bienestar que se obtiene tras una sesión de estos masajes puede mantenerse incluso varias horas después del tratamiento.
  • Cada sesión dura alrededor de 60 minutos, aunque puede prolongarse hasta por 90 minutos.

En definitiva, a diferencia de otras formas de masaje, el Shiatsu busca crear un equilibrio entre cuerpo, mente y emociones. Por lo tanto, ayuda a incrementar el nivel de consciencia, disminuye algunas dolencias y mejora el bienestar mental.

Fuente: Elefantezem.com. (2018). ¿Qué es el masaje japonés Shiatsu?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *